Durante este año  2016, han sido tratados en la Cámara Hiperbárica de nuestra Unidad, 10 pacientes con diferentes accidentes de buceo.

Excepto un paciente que requirió mas de 20 sesiones de camara hiperbárica, los otros pacientes con unas  sesiones de cámara fueron recuperados al 100 por 100.

Hacemos mención al ultimo accidentado de Noviembre que ha resultado un caso muy grave y que no podemos ocultar que gracias a los tratamientos en amara dispensado hoy día esta de vuelta a su país y trabajando. Este paciente nos autorizó a poder decir que se saltó paradas de descompresión que debía de haber efectuado.

Esta casuística corresponde a nuestra media anual de 8 accidentes tratados, aunque al mismo tiempo atendemos consultas y valoramos otros pacientes que habiendo buceado y presentado síntomas no requieren recompresión en camara al no tener enfermedad de descompresión bajo nuestro criterio.

Desde HIPEROX, su Unidad de Medicina Hiperbárica, animamos a disfrutar de este maravilloso deporte que es el buceo, pero con las máximas medidas de seguridad, sobre todo alertamos de extremar cuidado con las inmersiones sucesivas, por la acumulación contrastada de Nitrógeno residual en los tejidos.